Que hacemos

T
rabajamos ya en 70 países gracias a la ayuda de Dios y al apoyo de miles de colaboradores voluntarios que dedican sus vidas al servicio de otros.
REMAR es una ONG sin ánimo de lucro, que cuenta con un número de personas dedicadas íntegramente a la ayuda humanitaria, que en su mayoría han sido primeramente ayudados a salir de situaciones precarias y que deciden amparar a otros que se encuentran en situación de emergencia.

Remar en Argentina | Sirviendo al prójimo desde 1992, año en el cual Dios abrió las puertas y empezamos una obra que hoy se extiende a lo largo y ancho de la republica Argentina, haciendo presencia en 26 ciudades donde a través de los diferentes frentes de trabajo aportamos un granito de arena para ayudar y levantar a los más necesitados y marginados, como a todos aquellos que por problemas de drogodependencia y marginación requieren una mano amiga y una voz de aliento.

Contamos con nuestros centros de rehabilitación tanto para hombres y mujeres, donde no solo realizamos un trabajo de desintoxicación al cual llamamos primera fase, sino que también llevamos al individuo a resocializarse y entender que a través de algún oficio o tarea puede enfrentar una nueva etapa de su vida sintiéndose útil para la sociedad, a esta etapa le llamamos segunda fase.

Ayudamos a mujeres solteras, mujeres con niños que traen consigo las consecuencias de violencia intrafamiliar, violaciones y todo tipo de situaciones de riesgo para su salud tanto física como espiritual.

Tenemos un trabajo arduo en las cárceles de Batan (Mar del Plata) y en la carcel de Resistencia, con pabellones propios y ayuda de todo tipo; a su vez trabajamos con visitas a cárceles en otras ciudades.

Nuestro trabajo también alcanza a los ancianos, quienes en Córdoba cuentan con una casa donde son atendidos y cuidados.

Desde 1992 hemos atendido a más de 30.000 personas que han asistido de forma libre a nuestros centros, donde son bien recibidos y de manera gratuita atendidos en situaciones de adicciones y marginación.

Los niños en Remar también son parte importante de nuestra labor, para ellos tenemos hogares en cada una de las ciudades donde tenemos operaciones.
REMAR desde sus comienzos, tiene como misión mejorar las condiciones de vida de los niños y niñas, familias y comunidades en países y regiones pobres, a través de proyectos autosostenibles de desarrollo integral y actividades de sensibilización, con la finalidad última de propiciar cambios estructurales que contribuyan a la erradicación de la pobreza, y siempre de una manera voluntaria, con personal no remunerado.
Su meta es luchar contra la marginación, el hambre, la deficiente nutrición, la miseria, la enfermedad, el subdesarrollo y la falta de instrucción; y trabajar para erradicar las causas estructurales que las producen: la injusticia, el desigual reparto de los bienes y las oportunidades entre las personas y los pueblos, la ignorancia, los prejuicios, la insolidaridad, la indiferencia y la crisis de valores humanos y cristianos.

Remar Argentina

 

Remar Internacional